Callejón de Conchucos

El cuy mágico no estará por acá. No le lloverá dinero ni le dirán cómo organizar su vida económica. Sin embargo, sentirá paz y tranquilidad y, si en verdad está convencido, podrá encontrarse consigo mismo y pasar un tiempo de meditación y conocimiento.

A unos 100 metros de la entrada al sitio arqueológico de Chavín de Huántar está la casa de Sergio, el chamán más conocido en el distrito de Chavín. Su puerta, aunque no haya nadie dentro, siempre anda medio abierta, como invitándolo a pasar. Cuando está él, saca su cabeza por una de las ventanas e invita a pasar, recibiendo a los visitantes en la primera zona de su casa. El ambiente está cargado de energía y muchas personas, de todas partes del Perú y el mundo, llegan buscando compartir unos momentos o varios días con Sergio, una persona que a simple vista podría parecer un loco, pero que, tras conversar con él, infunde respeto.

Sergio, que basa su alimentación en hojas de coca, maíz, maní, pescado, pan integral, cuy (considerado alimento de los dioses) y frutas y verduras, es un experto conocedor de las estrellas y de la zona de Chavín. Él le puede organizar caminatas de un día hacia la catarata de María Jiray o a la laguna de Purhuay, o si prefiere unos 3 o 4 días al Valle de los Cóndores y a los pongos, en donde hará que se conecte con su mundo interior y exterior.

Si está animado, visítelo, converse con él y pase un tiempo de meditación en el callejón de Conchucos.

ALLÁ VAMOS
Cómo llegar: Encontrará a Sergio en su casa a 100 metros de la entrada al complejo Chavín de Huántar. No tiene teléfono ni página web.

Share this post

Déjanos un Comentario