Las playas de Piura esperan a sus visitantes

El largo litoral piurano posee playas de renombre internacional y muchas otras que cuentan cada una con características diversas, pero que tienen en común sol caliente, mar tibio y arena blanca, tres elementos que pueden encontrarse prácticamente en cualquier época del año.

Las playas de Paita son las más visitadas por los piuranos, las de Talara -incluyendo a Máncora- lo son por los turistas nacionales y extranjeros, mientras que las playas de Sechura están por ser descubiertas por los veraneantes.

LAS PRINCIPALES
Al norte del departamento está la provincia de Talara, en donde hay varias playas; pero sin duda el balneario más renombrado es el de Máncora, cuya fama ha crecido tanto que en el último año ya no se percibe que haya una temporada alta y otra baja, según afirmación de José Ossio, administrador del hospedaje Las Arenas.

En lo que se conoce como las playas de Máncora se ha producido un fenómeno de especialización a destacar. Por un lado, la playa más cercana a la antigua caleta está llena de hospedajes orientados en su mayoría a recibir turistas jóvenes, generalmente tablistas, y aventureros. Los precios allí rondan los S/.40 por noche, pero es posible encontrar camas desde S/.15.

En las siguientes playas hacia el sur, Las Pocitas y Vichayito, se ha desarrollado por el contrario un complejo de hospedajes de alto nivel orientado a turistas de mayor poder económico que no dudan en pagar desde S/.60 soles y hasta US$100 por noche. Y a pesar de los precios, encontrar habitación en estos hoteles no es muy sencillo, por lo que se recomienda reservar con varios meses de anticipación, en particular si se quiere pasar allí fechas claves como 28 de Julio, Semana Santa o Año Nuevo (de hecho, algunos de estos hospedajes ya tienen reservas de cuartos para el Año Nuevo del 2009). En Máncora encontrará todos los servicios que desee, pero prepare sus bolsillos para pagar por ellos.

Yendo más hacia el sur está el distrito de Los Órganos y allí el balneario de Punta Veleros, una playa que cada vez va ganando más renombre pero que aún posee el encanto de estar poco poblada. Existen cinco hospedajes de buen nivel y una serie de casas de playa que en ocasiones pueden ser alquiladas. Aparte de olas atractivas para el surf, Punta Veleros tiene una extensa playa de arena blanca.

Luego sigue la famosa caleta de Cabo Blanco, preferida por los tablistas debido a sus grandes olas y por los amantes de la pesca que tratan de capturar algún merlín o disfrutar de la experiencia que hizo al escritor norteamericano Ernest Hemingway escribir la novela “El Viejo y el mar”.

La playa no es de acceso fácil. Si no se tiene movilidad propia hay que bajar en el distrito de El Alto y desde ahí esperar a que parta el auto que lo llevará a la caleta de pescadores. Ya en Cabo Blanco, hay pequeños hoteles en los que podrá hospedarse.

LA PLAYA DE LOS TABLISTAS
La siguiente playa amada por los tablistas es Lobitos en la que existen varios pequeños hospedajes instalados en las casitas de madera de lo que alguna vez fuera el campamento petrolero de la Lobitos Oilfield Company. Actualmente es administrado por el Ministerio de Defensa, que planea venderlo para construir un millonario complejo hotelero, aunque los pobladores del distrito prefieren mantener las actuales condiciones.

Si no se cuenta con movilidad propia, para llegar a Lobitos hay que esperar en Talara a que se llene alguno de los vehículos en el que se transportan las cerca de 1.000 familias del pequeño distrito. Si tiene suerte, usted será el último pasajero en llegar y el carro partirá al instante, pero si no es así, podría tener que esperar más de una hora hasta que el carro se llene.

MÁS AL SUR
En Paita hay básicamente tres playas que reciben veraneantes: Yacila, Cangrejos y la más famosa de todas, Colán, que ha sido siempre el balneario preferido por las familias de Piura, en particular por las más pudientes que poseen allí sus casas de verano. Los litorales de Yacila y Cangrejos no son tan extensos y tienen  menos facilidades turísticas. Cangrejos debe su nombre por la abundancia de estos animales en medio de la orilla.

En el sur del departamento están las playas de Sechura. Al norte, en el distrito de Vice están San Pablo y San Pedro, esta última con el atractivo de ser una franja de arena blanca que tiene al oeste un mar tranquilo y al este un manglar en el que en algunas temporadas se puede hasta pescar.

Las playas más conocidas de esta provincia son Matacaballo y Chulliyache. La primera es una de las pocas que cuenta con infraestructura completa -salvo hospedajes- mientras que la segunda tiene la particularidad de tener un pueblo semienterrado a sus orillas y no cuenta con servicios básicos para los turistas.

Al sur de la provincia están las playas vírgenes (Playa Blanca, Loberas, Reventazón), a las que solo se puede acceder en camionetas 4×4 y en las que no existe mayor infraestructura hotelera.

DATOS
-Según la Dirección de Salud de Piura, la condición de la arena y el mar en todas las playas mencionadas es buena.
-Talara está ubicada a dos horas y media en auto desde Piura. Máncora a tres horas. Si no se cuenta con auto, la empresa Transportes EPPO tiene salidas continuas y paraderos en todos los distritos del litoral talareño. Para llegar más rápido se recomienda tomar el servicio directo a Talara, o buses como El Dorado que van a Tumbes.
-Paita está a media hora en auto desde Piura. Transportes Dora tiene servicio continuo y demora unos 45 minutos en cubrir la ruta.

Share this post

Déjanos un Comentario