Cerrar el año en las alturas

Sin duda, recibir el Año Nuevo es una de las fechas más anheladas de los 365 días de nuestro calendario. Y esperarlo rodeados de energía y mucha diversión es la decisión común. Es por este motivo que la sierra peruana se convierte –en un marco mundial– en uno de los destinos más solicitados para llenarnos de misticismo y de esa algarabía que la caracteriza.

LA EXCELENCIA
El Cusco es el primer lugar en el que uno piensa cuando se trata de pasarla bien en nuestro país, sobre todo para esta fecha. Sus eventos al aire libre y cada uno de los festejos privados en hoteles, discotecas y hasta restaurantes hacen que este paraje se llene de jóvenes y adultos deseosos de diversión y de energía.

Una de las tradiciones que si bien es cierto es bastante moderna y que vino con la llegada de foráneos es la vuelta a la Plaza de Armas a las 12 de la noche. Son pocas las oportunidades en que uno puede apreciar aquel patrimonio de la humanidad convertido en una suerte de estadio, en donde ni los gritos ni los abrazos se dejan de lado. Nadie se conoce, pero igual las muestras de cariño se reparten por doquier. Y es que la energía que brota y que solo se entiende –y siente– al estar parado en el ombligo del mundo es algo digno de repetición.

Pero si uno quiere una celebración más elaborada, los hoteles cinco estrellas de la Ciudad Imperial también realizan fiestas en donde el champán es el protagonista y las cenas novoandinas sus acompañantes de reparto. Eso sí, en estos casos le recomendamos realizar su reservación cuanto antes, pues muchos lugares ya casi no tienen cupo.

Otra alternativa son las discotecas locales, que para esa fecha preparan fiestas temáticas en donde la música electrónica es una de las preferidas. Pero, desde luego, ir al Cusco también es motivo de admirar la música regional y los bailes que se presentan en cada esquina, sin dejar de lado los rituales ancestrales. Le aseguramos que la energía que ya siente se verá multiplicada.

MÁS Y MÁS
Sin embargo, no vaya a pensar que solo en el Cusco uno celebra como los dioses. Arequipa es muy conocida porque atrae también a muchos turistas foráneos. Si bien es cierto aquí las fiestas con música fuerte y bailes candentes no son tantas, ciertas discotecas como Fórum le ofrecen lo mejor para esta fecha. Así, los salones de los principales hoteles se decoran elegantemente y los trajes formales son muy demandados. La opción de la plaza, como en toda ciudad de nuestra sierra, sigue siendo válida.

Ayacucho reclama también lo suyo y aquí la tradición es la que manda. Sus festejos a la usanza de sus ancestros se convierten en los máximos protagonistas y sus bailes lo obligarán a intentar seguir los pasos e involucrarse más con la cultura. Esto sucede también en Cajamarca, en donde las celebraciones más grandes saben a cañazo, chicha de jora y se bailan al ritmo de la música popular.

Sepa más
– En el Cusco no deje de ver a los mejores drag queen celebrar a lo grande en el bar Fallen Ángel. Ofrece un estilo kitsch en donde los tabúes se dejan de lado.
– Lo mejor es separar con semanas de anticipación alguna reservación. Si no hágalo apenas llegue a la ciudad. Los cupos en las fiestas son limitados.
– No olvide llevar ropa abrigadora, pues estamos en época de lluvias.

Share this post

Déjanos un Comentario