Rincones de Barranco

Síguenos en: | |

El Puente de los Suspiros: “Entre follajes y añoranzas”

Conocido en el mundo gracias a la compositora Chabuca Granda, este emblemático lugar ha sido escenario para amores de todas las épocas. Testigo de la Guerra del Pacífico, tuvo que ser reconstruido luego del paso de las tropas chilenas. Este pintoresco puente fue construido en 1876 para unir los extremos de la quebrada. Aunque ahora ya no hay agua que corra debajo del puente, sigue siendo el lugar predilecto para las parejitas que pasean por la zona e inspiración para compositores y escritores que encontraron a las musas en el crujir de sus maderos. Existe la creencia de que si se cruza el puente sin respirar, se le cumplirá el deseo al que lo pida. Al otro lado del puente puede encontrar la tradicional ermita de Barranco y por debajo, la Bajada de Baños, camino que conduce al mar por donde antiguamente bajaban los pescadores a la playa. Ahora está rodeado por pintorescas casitas que albergan a antiguos vecinos y restaurantes.

PARQUE MUNICIPAL, El ombligo del distrito

Este espacio fue inaugurado en 1899 por el alcalde Pedro Solari. En medio de sus jardines hay una venus de origen griego levantada sobre un espejo de agua, rodeada por estatuas de mármol. Entre la biblioteca, considerada por el INC monumento histórico, y la antigua iglesia La Santísima Cruz podemos sentir que hemos viajado en el tiempo.
Av. San Martín s/n, Barranco.

CALLE CAJAMARCA, Joyas escondidas

Por citar algunas, la avenida Sáenz Peña y la calle Cajamarca conservan casonas republicanas de estilo europeo. Algunas han vuelto a retomar la elegancia del pasado al ser restauradas y habitadas nuevamente o convertidas en instituciones culturales o tiendas: como la casona Juan Parra del Riego o el teatro Mocha Graña, que conservan vitrales art nouveau, rejas y molduras de tiempos republicanos.

BAR JUANITO, Para la cháchara

El famoso bar de Juanito Casusol es el representante de las noches de bohemia en este distrito. Es una parada obligada de cualquier recorrido barranquino (de día o de noche) para tomarse una copita de pisco y un pan con el mejor jamón del norte preparado con la receta secreta del ‘Negro’ Motta.
Av. Grau 274, Barranco.

MUSEO DE OSMA, La casa del arte virreinal

Don Pedro de Osma, un apasionado del arte, mostraba en su casa las importantes obras que adquiría. Se dice que recorría cada sala y se detenía ante cada una de ellas para contar alguna anécdota. Ahora, esta casa de estilo afrancesado rodeada por jardines ha sido restaurada para mostrar la belleza que alberga en ella.
Av. Pedro de Osma 423, Barranco.

Barranco - Notiviajeros.com

Share this post

Déjanos un Comentario