Chancay y las maravillas del norte chico

El norte de lima encierra varias locaciones que guardan en sus entrañas espectaculares destinos y locaciones muy interesantes. Hablar de Bandurria, Caral, Huacho, las playas de Barranca nos hace suspirar recordando los buenos momentos que pasamos en cada recorrido. Pero el norte chico aun tienen muchos lugares por conocer y disfrutar, esta vez nuestro destino es Chancay a un paso de la ciudad y de muy fácil acceso.

Chancay ubicado en la costa norte de Lima, a la altura del kilómetro 87 de la carretera Panamericana Norte, es un valle donde se asentó la cultura del mismo nombre, en una tierra fértil que basa su economía en la agricultura y el comercio.

Para llegar a este valle debemos dirigirnos a la plaza de Acho, desde este punto parten los buses que se dirigen a Huaral y a Huacho, también podemos partir desde la salida de Fiori en los Olivos, el tramo es corto alrededor de dos horas de viaje.

Nuestro primer punto son los baños medicinales de Boza, llamada también laguna de Lourdes esta laguna mide 70 metros de largo por 35 metros de ancho en promedio, siendo su profundidad máxima de 1.50 m. El fondo de la laguna esta constituida por un barro fino el cual se emplea en el tratamiento de ciertas infecciones de la piel. Entre los años 20 al 40 del siglo pasado fue uno de los destinos más visitados en Lima debido a sus afamadas propiedades curativas.

Siguiendo nuestro recorrido, es el momento de llegar a la hacienda Huando, famosa por sus naranjas sin pepa, por la presencia de grandes toreros que realizaron faenas en el Toril de Huando y por su casa hacienda de tipo español. Huando está a tres minutos de Huaral en auto por una carretera asfaltada. Actualmente elabora licores a base de uva, naranja, mandarina, cuentan con un Mini Museo llamado Museo Arqueológico Antonio Graña Elizalde, aquí encontraremos una gran cantidad de ceramios, objetos, telas y una momia llamada Momia Rosita de Huando.

Seguimos hacia la hacienda de Palpa donde encontraremos la hermosa casa hacienda, de estilo colonial, una joya del distrito de Aucallama, de este punto partimos a las ruinas de Pisquillo. En este antiguo centro religioso divisaremos 12 pirámides, estructuras bien conservadas y un cementerio.

No podemos dejar Chancay sin darnos una vuelta por el famoso Castillo de Chancay, ubicado frente al mar de Chancay a la altura del kilómetro 87 de la Panamericana Norte.Edificado sobre una base rocosa, este monumento fue construido por la bisnieta del virrey Amat. La construcción se inició en 1924 y culminó en 1934, cuenta con 250 habitaciones, terrazas, patios, torreones, escalinatas, museo de la cultura Chancay, restaurantes y hasta nos brinda hospedaje para poder pasar la noche. Ideal para un fin de semana en familia.

El retorno a Lima es sumamente sencillo, volvemos cargados de nuevas energías, grandes recuerdos y muchas naranjas que nos endulzarán el camino de regreso.

Datos:

Cómo llegar: En bus o en transporte privado, el camino es corto alrededor de dos horas. Los pasajes en bus promedian entre los 6 y 8 soles.

Clima: Clima costeño agradable, por las noches la brisa marina acerca un poco el frío pero es moderado.

Recomendaciones: Para el recorrido sobre todo por las haciendas debemos tener muy en cuenta el repelente para mosquitos, te recomendamos utilizar ropa ligera para poder caminar sin problemas. No olvides ser responsable con los desperdicios y el medio ambiente, no contamines y colabora con la conservación de estos destinos.

Chancay - Notiviajeros.com
Chancay - Notiviajeros.com

Share this post

Déjanos un Comentario