Las ruinas perdidas de Aynas

Síguenos en: | |

Aynas es un complejo arqueológico en las afueras de la ciudad de Lima, su poca difusión y estudio han hecho que sea un complejo casi desapercibido por la mayoría de limeños. Esta ciudad prehispánica eran un ayllu (espacio territorial donde se desarrollaba una etnia) perteneciente a la cultura Canta, que tuvo su apogeo entre el siglo XI y XII d.C., hasta la llegada de los conquistadores españoles. Su difícil acceso por el transporte ha hecho que este complejo no tenga la difusión que tienen otros que son destinos turísticos muy importantes para sus localidades.

Aynas - Notiviajeros.com

Nos aventuramos a conocer más de este complejo que nos atrae cada vez más al tener tan poca información de él. Para llegar al Complejo Arqueológico de Aynas empezaremos nuestro itinerario desde muy temprano, lo ideal es siempre salir antes de las 7 de la mañana, nuestro punto de partida la Universidad Nacional de Ingeniería, nos embarcaremos en un bus vía la avenida Túpac Amaru hasta encontrarnos con la carretera a Canta, donde será nuestra primera parada antes de emprender el camino a Aynas. El viaje es rápido y tranquilo al salir de Lima el cielo va cambiando y nos muestra ese color celeste que casi nunca vemos en nuestra querida ciudad gris.

Al llegar a Canta solo hacemos una pequeña parada para embarcarnos otra vez al pueblo de Huaros, que nos regala bellos paisajes con andenes y cascadas que forma el río Chillón. Llegar a Huaros resulta un poco difícil ya que no hay transporte a todo momento, así que la solución nos la da un taxi que nos pueda subir hasta la entrada del pueblo.

Aquí empezamos nuestra caminata, relativamente corta, a los lados vamos divisando paisajes serranos tan bellos que van tomando un brillo especial al paso de las horas, siempre rodeados de vegetación y un calor que se va acrecentando paso a paso.

Tras una hora de ascenso empezamos a divisar unas estructuras de piedra que nos indican que ya estamos en Aynas. La ciudad que abarca un área de 3 hectáreas esta divida en barrios y en ambos destacan más de 50 estructuras circulares hechas en piedra conocidas como kullpis. Están bien conservadas aunque algo ocultas por el olvido de siglos y varias cuentan con detalles muy llamativos. Muchas parecieran como si recién ayer hubieran sido abandonadas y no hace ya más de 500 años. Muchas tienen cámaras internas, depósitos, tumbas y lo que más nos sorprende es el lugar en donde está construida.

El conjunto arqueológico está ubicado y distribuido al pie del cerro Chullahuani y presenta una excelente vista del valle. Se puede apreciar muros bien conservados que son parte del complejo, aunque falta mejorar los trabajos de conservación pues este lugar fue un importante centro de control territorial y manejo de la economía de la margen del río Chillón.

Al volver no dejaremos pasar la oportunidad de visitar las piscigrangas en el pueblo de Huaros y saborear unas ricas truchas en varias de sus versiones, las energías se recuperan aquí. Esto es solo un vistazo a lo que puedes encontrar a solo unas horas del trajín y el bullicio de la ciudad.

Datos:

Como llegar: Debemos partir desde Lima vía la avenida Túpac Amaru con destino a Canta, de aquí nos trasladaremos al pueblo de Huaros donde empieza la caminata. Hay todo tipo de transporte hasta Canta, buses, colectivos, combis. A Huaros debemos llegar con más seguridad en un taxi desde Canta.

Clima: Muy agradable con brillo solar durante todo el día, si piensan pasar la noche deben tener cuidado con el frío ya que es un pueblo serrano y la temperatura desciende.

Restaurantes y alojamiento: Recomendamos las piscigrangas de Huaros. En Canta encontraremos todo tipo de restaurantes y hostales a todo precio.

Share this post

Déjanos un Comentario