La vieja Lima y el escribidor

Síguenos en: | |

EN LA OBRA DE MARIO VARGAS LLOSA, EL ENTORNO TOMA UN PAPEL PROTAGÓNICO Y LIMA DE ANTAÑO ES EL ÁMBITO PERFECTO DE DONDE EL NOVELISTA ARMA SUS ESCENARIOS. LA LIMA DE VARGAS LLOSA ES UNA GUÍA, PREPARADA POR RAFO LEÓN Y PROM-PERÚ, EN LA QUE SE PROPONE UN RECORRIDO TURÍSTICO A PARTIR DE ALGUNAS LÍNEAS EXTRAÍDAS DE SUS OBRAS MÁS REPRESENTATIVAS

El barrido de la infancia (Calles Porta y Diego Ferré)
“La calle Diego Ferré tiene menos de trescientos metros de largo y cualquier caminante desprevenido la tomaría como un callejón sin salida. En efecto, desde la esquina de la avenida Larco, donde comienza, se ve, dos cuadras más allá y cerrando el otro extremo, la fachada de una casa de dos pisos con un pequeño jardín protegido por una baranda verde. Pero esa casa que de lejos parece tapiar Diego Ferré, pertenece a la estrecha calle Porta, que cruza a aquella, la detiene y la mata”. (“La ciudad y los perros”).

“Encerradas entre la avenida Larco, el Malecón y la calle Porta hay media docena de manzanas: un centenar de casas, dos o tres tiendas de comestibles, una farmacia, un puesto de refrescos, un taller de zapatería y un solar cercado donde funciona una lavandería clandestina”. (“La ciudad y los perros”).

Un Miraflores que se fue (parque Salazar y Diagonal)
“Bajaban por la Diagonal haciendo pases de básquet, (…) cruzábamos el parque a la altura de Las Delicias (…) y en la esquina de la bodeguita de la esquina de D’Onofrio comprábamos barquillos (…). Y después seguían bajando por la Diagonal. (“Los cachorros”).”Se hizo más famoso todavía, apostando una carrera al amanecer, desde la San Martín hasta el parque Salazar”. (“Los cachorros”).

La Plaza San Martín
“Subieron al Expreso en el paradero del colegio Raimondi y bajaron en la plaza San Martín. (…) Decidieron ir al cine Metro. –El cine Metro es bonito– dijo ella. –Muy elegante. (“La ciudad y los perros”).

“–He dejado sueldos íntegros aquí– dijo Carlitos. –Yo es la primera vez que vengo al Negro-Negro –dijo Santiago. –Vienen aquí muchos pintores y escritores ¿no?

–Pintores y escritores náufragos. Cuando yo era un pichón, espiaba, escuchaba, cuando reconocía a un escritor me crecía el corazón. Quería estar cerca de los genios, quería que me contagiaran”. (“Conversación en la Catedral”).

La Herradura sigue viva (Chorrilos)
“Íbamos juntos a la playa –a La Herradura, ya no a Miraflores– en el auto que sus viejos le habían regalado por Navidad. (…) y en La Herradura bajaron y se sentaron en una mesa de El Nacional”. (“Los cachorros”).

“Vengan, suban al carro. –A La Herradura a tomar milk shakes con hot dogs, papá –dijo Santiago. –A la rueda de Chicago que han puesto en el Campo de Marte, papá –dijo Chispas”. (“Conversación en La Catedral”).

La Catedral y Los Huérfanos (Centro de Lima)
“Un camión cargado de cajones oculta la puerta de La Catedral. Adentro, bajo el techo de calamina, se apiña en bancas y mesas toscas una rumorosa muchedumbre voraz”. (“Conversación en La Catedral”).

“Al salir de la universidad conversaban horas en El Palermo de La Colmena, discutían horas en la pastelería Los Huérfanos de Azángaro, comentaban horas las noticias políticas en un café-billar a espaldas del Palacio de Justicia”. (“Conversación en La Catedral”).

LA GUÍA DE LIMA
La Lima de Mario Vargas Llosa es una guía de turismo literario desarrollada por Rafo León y Prom-Perú que plantea una ruta que recorre los lugares más representativos de la obra del novelista. Está disponible gratuitamente en los locales de I-Perú de San Isidro, Larcomar y el aeropuerto. Las próximas ediciones de esta saga estarán dedicadas a Vallejo y a Arguedas.
Por César Sarria Gomí
De Vamos!, el Comercio

Share this post

Déjanos un Comentario