Complejo arqueológico de Sacsayhuamán devela nuevos misterios

Síguenos en: | |

Nuevos hallazgos en Sacsayhuamán corresponderían a los descritos por el Inca Garcilaso de la Vega en su obra Comentarios Reales de los Incas.
Sacsayhuamán - Notiviajeros.com
El equipo de arqueólogos del Instituto Nacional de Cultural de la Región Cusco (INC-Cusco) no oculta su entusiasmo cuando habla de la importancia de su más reciente hallazgo: las ruinas de un templo inca, que incluye un camino ancestral y una compleja red hidráulica, dentro del Parque Arqueológico de Sacsayhuamán.

“Las estructuras del templo fueron halladas al costado de una enorme formación rocosa que en la época anterior a la conquista española habría sido una de las huacas o lugares sagrados que existieron dentro del área del referido parque”, explica el director del Parque Arqueológico de Sacsayhuamán, Washington Camacho.

Se han descubierto, agrega, varias estructuras arquitectónicas con cortejos funerarios y hallazgos como cerámicas que corresponden a la época inca.

Conociendo el hallazgo
El templo inca está ubicado en la zona de Cochapata, que en castellano significa “lugar donde se ubica una cocha o laguna”, a unos 170 metros del complejo arqueológico de Qenco y a mil 500 metros de las murallas de la Fortaleza de Sacsayhuamán.

La edificación tiene un área de 250 metros cuadrados, aproximadamente el 15 por ciento de la totalidad del conjunto arqueológico que mide más de 4 mil metros cuadrados. Lo más saltante de esta estructura es la forma escalonada en que están ubicados los muros laterales de su recinto principal o ceremonial, formando una chacana, el símbolo más importante de la cosmogonía inca o andina.

En el interior del edificio existen 11 recintos de diferentes tamaños, algunos de ellos forman parte de la estructura de forma de chacana. Los investigadores, como el arqueólogo residente de la obra, Oscar Rodríguez, presumen que en este lugar se colocaban momias o ídolos de deidades de diferentes jerarquías.

El templo, hecho de piedra y adobe, se hallaba sepultado por toneladas de tierra. Lamentablemente, parte de la estructura se encuentra destruida debido a las explosiones de dinamita que ocurrieron en la zona porque el lugar fue utilizado como cantera.
Los especialistas estiman que el muro del templo habría medido cinco metros de alto, una base de piedra y sobre ella una pared de adobe. En la actualidad, las excavaciones aún no han llegado a la base, falta excavar al menos un metro.

Camino inca
Otro de los descubrimientos del equipo del INC-Cusco es un antiguo camino inca que conectaba a todas las huacas o sitios arqueológicos de la zona. Esta calzada se ubica a 50 metros del templo hallado en Cochapata.

Este camino, que también se encontraba enterrado, comunica directamente al adoratorio con la Fortaleza de Sacsayhuamán.

Según Washington Camacho, la vía fue un camino ceremonial que en el período inca se utilizó para las diferentes peregrinaciones que se realizaban hacia las aguas de la laguna Cochapata.

Otra teoría, esgrime Rodríguez Limache, quien presume que se trataría de una vía de carácter secundario del Capaq Ñan –camino principal que conectaba las diferentes regiones del imperio inca.

Los investigadores han descubierto 200 metros lineales del referido camino y es bastante amplio (seis metros de ancho) y su piso se encuentra bien conservado.

Red hidráulica
En el lugar fue descubierto también un complejo sistema de irrigación. Los incas no sólo encausaron riachuelos, sino que también construyeron canaletas, canales de irrigación, fuentes, reservorios y lagunas de agua. Además, con esta agua se abasteció a la ciudad del Cusco y a los innumerables centros religiosos y zonas agrícolas.

Las construcciones se denominan Patallacta, Fortaleza y Villa San Blas, siendo ésta la mejor conservada. Este canal esta construido con una fina arquitectura, mide aproximadamente 160 metros lineales, 1.90 metros de alto y 1.70 a 2.5 metros de ancho.

Cuenta con una serie de afluentes conformados por canalizaciones menores, canales pequeños y en la parte media una fuente ceremonial con dos piedras rectangulares en la base para posar los pies.

Lo que se ha trabajado hasta el momento en los lugares de excavación es aproximadamente unos 500 metros lineales de encauzamiento y se presume que es un pequeño porcentaje de la infraestructura. “Hay mucho que excavar porque cada metro cuadrado del parque presenta evidencias arquitectónicas”, resalta el arqueólogo residente Rudy Leonel Torres Cahuana.

Por su parte, el director del Parque Arqueológico afirma que se implementará un proyecto de investigación arqueológica del sistema hidráulico de Sacsayhuamán, el cual prevé identificar las diferentes lagunas artificiales y manantiales del lugar.

Camacho estima que el sistema hidráulico cuenta con al menos 13 kilómetros de encauzamientos de riachuelos y más de 100 kilómetros de canales entre subterráneos y abiertos.

Las excavaciones empezaron hace un año y se calcula que éstas continuarán durante los próximos cinco años. El velo de misterio apenas ha sido levantado.

Restos arqueológicos
El equipo de arqueólogos del INC-Cusco también descubrió un recinto arqueológico en la zona de Muyucmarca, en la parte superior del templo principal de la Fortaleza de Sacsayhuamán.

Los restos arqueológicos descubiertos son las bases de una serie de edificaciones y recintos que, según referencias históricas, habrían sido destruidos durante los primeros años de la conquista española con la finalidad de usar sus piedras para edificar la Catedral y otras construcciones coloniales.

El arqueólogo Sabino Quispe afirma que parte de estos vestigios fueron descritos por el inca Garcilaso de la Vega en su libro Los Comentarios Reales de los Incas, cuando hace referencia de la Fortaleza de Sacsayhuamán.

Lo que se desenterró sería posiblemente el jardín donde, según Garcilaso, se ubican esculturas de animales de tamaño natural hechos de oro y plata.

El Parque Arqueológico de Sacsayhuamán buscará implementar un proyecto de investigación arqueológica del sistema hidráulico –que incluiría 13 kilómetros de encauzamientos de riachuelos y más de 100 kilómetros de canales entre subterráneos y abiertos–, para identificar las diferentes lagunas artificiales y manantiales del lugar.

Datos
– El camino inca tiene muros en ambos costados hechos de barro.
– Los muros tienen 70 centímetros de alto por 60 cm. de ancho.
– Cuenta, además, con una canaleta al costado para que no erosione el camino.
– El recinto arqueológico de Muyucmarca mide 42 mil metros cuadrados. Lo que se ha desenterrado es apenas el 5% del total del área. Gran parte del lugar es ocupado por las murallas en zigzag y una base de un torreón.

ANDINA-DOP

Share this post

Déjanos un Comentario