Época de descanso, recogimiento y fervor, la Semana Santa tiene múltiples facetas y celebraciones milenarias dentro de la geografía española. Todas ellas guardan, como común denominador, la pasión de comunidades enteras capaces de emocionar, de acercar un poco más el cielo.

Cada rincón en España se funde en el llanto, pena y dolor del sacrificio de Cristo. Aunque la Semana Santa en Sevilla acapare en su espectacularidad los aplausos internacionales, son innumerables los puntos geográficos donde la pasión es, como en la capital andaluza, inconmensurable. Comunidades enteras rinden, con intenso fervor y sincera humildad, pleitesía al calvario padecido por Cristo.

Una Semana Santa Viviente en Cuevas del Campo, Granada:GuiaCampsa - Notiviajeros.com
La localidad granadina de Cuevas del Campo, municipio de 2.300 habitantes de la zona norte de la provincia de Granada, se convierte estos días en el real espejismo de la ciudad de Jerusalén hace más de dos milenios. Basada con escrupulosa fidelidad en el Evangelio de San Mateo y con la participación de todo el pueblo, la Semana Santa Viviente ha sido reconocida, por su profesionalidad y espectacular belleza como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía, además de recibir galardones de la talla del Premi Generalitat de Catalunya 2001, Premi Internacional Mundo Teatre 2004 – uno de los principales galardones europeos de teatro amateur – y dos premios Padul Cofrade 2006 a la imagen y al contenido. La localidad ha conseguido congregar a lo largo de sus seis pasadas ediciones a 40.000 visitantes, con una media anual que aumenta vertiginosamente.
En un parpadeo que supone miles de esfuerzos, el pueblo despierta el Domingo de Ramos completamente transformado. Más de 600 actores con trajes similares a los de la época del emperador Tiberio copan las calles y recrean “los oficios perdidos” de la época, así como actividades gastronómicas, de tal forma que el pueblo entero se convierte en un gran escenario, en un impoluto túnel del tiempo.

En Viernes Santo tiene lugar el acto central, el Drama de la Pasión, una “silenciosa” representación – apenas se enumeran 30 frases en sus dos horas de duración- en la que brillan el esmerado diseño de los trajes, la elaborada banda sonora, la belleza natural de los enclaves y la extrema profesionalidad y pulcritud en la interpretación de los actores. Por un día, panaderos, boticarios, alcaldes, gestores, carpinteros ponen su talento al servicio de la pasión de sus personajes. Previo a la obra, que tiene lugar en el ocaso, se celebra un mercado judío de viveza y colorido inigualables, idéntico a los que debieron celebrarse hace ya más de 2000 años.

Tamborrada de Hellín y Albacete:GuiaCampsa - Notiviajeros.com
La localidad de Hellín en Albacete protagoniza una de las más sonadas celebraciones de Semana Santa, literal y musicalmente hablando. En términos de festivo estruendo, no tiene parangón. En número de participantes, tampoco. Son cientos las cofradías que toman las calles armadas sumando entre mayores y pequeños más de 20.000 tamborileros, ataviados como marca la tradición, con túnica negra y al cuello pañuelo rojo o capuz negro. El retumbar de los tambores se adueña de Hellín en las fechas más señaladas de la Semana Santa, siendo el Jueves Santo el acto central. Una vez recogida la procesión del Silencio, la quietud de la medianoche se ve abruptamente interrumpida por el sonido de miles de tambores, estruendo que no cesará hasta la tarde del día siguiente.

Teruel no se queda a la zaga de Hellín. Allí se enclava la Ruta del Tambor y el Bombo, que va de Albalate a Urrea pasando por Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Calanda, Híjar, La Puebla y Samper.

Más información: Guía Campsa

No Comments